Contesto un poema de Guo Chu

I

El bosquecillo de enfrente es denso y frondoso
en pleno verano nos brinda una sombra fresca.

El viento del sur, alegre llega con la estación
y su brisa hace que mi camisa se agite.

Vivo apartado del mundo, disfruto de mis aficiones
descansar a la sombra, tañer el koto, hojear libros.

En la despensa hay comida de sobra
y la última cosecha aun está almacenada.

Proveerse para uno mismo tiene un límite,
no me atrae poseer más allá de lo que necesito.

Con el sorgo de primavera elaboro el vino
yo lo destilo y lo bebo cuando ya está listo.

Mi hijito del alma juega a mis pies, intenta hablar
pero aún no sale una sola palabra de su boca.

Esta felicidad es real y merece la pena,
me ayuda a olvidar el trabajo de funcionario.

Miro en la distancia las blancas nubes
¡Por qué anhelar las épocas pasadas!




A propósito de este poema, se suele citar un párrafo del Chuangtzu:

Yao visitó Hua. El guardia de la frontera dijo a Hua:
‘He aquí un sabio, por favor, permitame elevar algún plegaria por usted, le deseo a usted una larga vida!’
A lo que Yao contestó:
‘No, gracias!’
‘Entonces que tenga usted mucha riqueza’
‘No, gracias’
‘Entonces le deseo a usted una larga descendencia!’
‘No, gracias’
‘Una larga vida, muchos hijos y riqueza, es lo que la gente desea, ¿por qué usted no?
‘Muchos hijos implican muchas preocupaciones, riqueza implica problemas, y una larga vida trae vergüenza. Ninguna de estas tres cosas contribuye a la vida virtuosa y por eso es que las rechazo.’
‘Al principio lo creí un sabio, pero resultó ser un caballero común. El cielo produce innumerables vidas y a todas da su sustento, por qué habría uno de preocuparse? Si tiene riquezas las comparte con los demás, qué problemas podrían traer? En cuanto a los sabios… viven como el faisán (que permanece en el bosque sin un hogar), se alimenta como un pichón (depende de lo que la madre pone en su boca), viaja como un pájaro (que no deja huellas). Cuando el mundo está encaminado, él prospera. Cuando el mundo pierde el rumbo, él cultiva la virtud y vive ocioso. Luego de mil años, cuando ya está cansado del mundo, se aparta y vive como un inmortal. Galopando nubes llega a la residencia de los dioses. Los tres inconvenientes que usted mencionó, no le afectan y su vida transcurre sin penas, ¿qué causa de vergüenza habría?’
Y el guardia dejó a Yao. Este lo siguió e intentó seguir hablando:
‘Puedo preguntarle…’
‘Siga su camino!’ contestó el guardia.




II

Pasó la primavera, cálida y húmeda.
Ha llegado el otoño, claro y frío.

Se acabaron ya las nieblas, ahora el rocío se hiela,
Un cielo infinito cubre esta basta claridad.

Las montañas se extienden hacia el horizonte
con su elevadas cumbres allá tan lejanas.

Crisantemos fragantes crecen en los bosques
reverdecidos pinos coronan las altas cimas.

¿No es el corazón de la belleza
esta helada austeridad?

Mientras bebo pienso en los maestros ya muertos.
Un siglo después trabajo en vuestros secretos.

Vuestra verdadera naturaleza se escapa a mi entendimiento,
pero aún puedo retener esa exquisita luna hasta el fin…






Tao Yuanming (陶淵明), o Tao Qian, (陶潛)
(365 o 372 - 427)
Uno de los grandes poetas de inspiración taoísta; celebró la vida entregado al campo y al vino.
Dinastia Jin
Leer más

Comentarios

Entradas populares