Si quieres ser feliz no busques la felicidad

"Resulta contradictorio que una persona dedique su vida a buscar la felicidad. Ser feliz no es una obligación. Es más, cuando uno se esfuerza por ser feliz, está dejando de serlo, porque la felicidad es espontánea, es un sentimiento que aparece cuando menos lo esperas, cuando no te estás fijando en él". De esta forma, la psicóloga y terapeuta Cristina Martínez Bernal previene contra esa nueva obsesión social que pretende convertir la satisfacción personal en un bien de consumo rápido y duradero.

Cada mes se publica una media de mil estudios sobre la felicidad, que vienen a engrosar una colosal bibliografía a la que se accede a través de las 172 millones de entradas sobre el tema que nos ofrece Google. Incluso las Naciones Unidas se suma a esta fiebre por el bienestar del cuerpo y el alma al elegir el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad.

"Esperar ser feliz continuamente es dañino. El estado de las personas cambia constantemente, todos tenemos altibajos", explicaba la psicoterapeuta Gina Clarke en un artículo en el diario británico 'The Independent'. O dicho de otra manera, los sentimientos de ira, frustración o tristeza son tan naturales como la alegría. Ninguno va a desaparecer gracias a los consejos de un libro de autoayuda, por tanto hay saber convivir con ellos.

La felicidad está en los otros

Para la también psicoterapeuta Marisa Navarro, autora de 'La medicina emocional', "la clave está en sentirse bien con uno mismo, aceptarse, quererse y ser positivo. Claro que se van a tener días malos y también se vivirán tragedias. Intentar evitar los sentimientos negativos es imposible y contraproducente".

De hecho, la infelicidad puede ser el mejor camino para ser feliz. Así lo cree el psicólogo Phillip Adcock, autor del libro 'Master your brain: Training your mind for succes in life' (Domina tu cerebro: entrena tu mente para tener éxito en la vida): "Cuando estés triste, pregúntate por qué. Qué es lo que ha pasado. No pares de preguntar hasta que encuentres el origen de la infelicidad. A largo plazo, esta infelicidad puede ser la clave de la felicidad".

Quizá el mayor error sea intentar dar un contenido concreto a una idea tan subjetiva. ¿Salud? ¿Dinero? ¿Amor? ¿Acaso hay un elemento que pueda servir como base indispensable para toda una vida de satisfacción personal? Encontrar una respuesta a esa pregunta ha sido el objetivo del 'Estudio sobre Desarrollo Adulto', una investigación de la Universidad de Harvard que comenzó en 1938 analizando el estado mental, físico y emocional de 700 personas de distinta condición social y que ha seguido décadas después a través de sus descendientes.

Actualmente el director de ese trabajo, que dura 80 años, es el psiquiatra Robert Waldinger. En una conferencia que se hizo viral, el investigador aseguró que podían sacarse muchas conclusiones de ese estudio, "pero la fundamental, que vemos una y otra vez, es que lo importante para mantenernos felices y saludables a lo largo de la vida es la calidad de nuestras relaciones". No busques la felicidad. Busca a los demás.


Comentarios

Entradas populares