Superhumanos -la vida en los Extremos-

El libro: "Superhuman Life at the Extremes of Our Capacity Rowan Hooper Simon & Schuster, 2018. 352 pp."

Daniel Tammet sueña con Pi. Para la mayoría de nosotros, al menos de forma abstracta, pi es la relación entre la circunferencia de un círculo y su diámetro. Es un número infinitamente largo, que comienza con los dígitos tres punto uno cuatro y continúa para siempre. Tammet, un genio autista, lo ha memorizado con más de 22.000 dígitos. También aprendió a hablar islandés en una semana.  ¿Qué hace a Tammet diferente del resto de nosotros?

En Superhumano, Rowan Hooper se propone explorar los extremos de la habilidad humana, viajando por el mundo y conociendo un colorido elenco de temas superlativos a lo largo del camino. Conoce a centenarios, cantantes de ópera con un alcance extraordinario, gente que no parece tener miedo, y gente con HSAM -memoria autobiográfica altamente superior- que puede recordar cada detalle trivial de su vida desde hace décadas. Dales una fecha y te dirán el pronóstico del tiempo  lo que llevaban puesto y lo que comieron ese día. Conoce a grandes maestros de ajedrez y a personas que han aprendido por sí mismas docenas de idiomas. Hooper, editor de New Scientist, se formó como biólogo evolutivo y es un guía de mente abierta y capaz, que explica lúcidamente los factores genéticos y ambientales que permiten a los individuos raros correr durante días y días, o dormir 3 horas por noche durante periodos largos de tiempo o aprender con fluidez docenas de idiomas.

 Jeanne Calmet vivió hasta los 122 años. En el caso de la longevidad, señala Hooper, la ciencia es increíblemente complicada y sigue sin resolverse en su mayor parte. Con la esperanza de encontrar los genes específicos responsables de la larga vida, los investigadores han examinado los genomas de los habitantes de las regiones concretas de las Zonas Azules, como Okinawa en Japón y Cerdeña, cerca de Italia, donde los habitantes viven más tiempo en promedio que en otros lugares.

Los factores ambientales deciden si un individuo llega a los 80, pero la genética compleja decide si esa persona llega a los 100. Por el contrario, para Alex Mullen, un Campeón Mundial de Memorización que puede aprenderse de memoria el orden de un mazo de cartas barajado en menos de 20 s, el secreto está en los regímenes específicos de entrenamiento de memoria que cualquiera puede aprender. Es todo ambiental, en todo momento. A veces, uno se siente un poco atado por los sesgos de Hooper. En su capítulo sobre inteligencia, por ejemplo, esperaba que se ocupara de las anomalías neuroanatómicas del cerebro de Einstein. El cuerpo calloso del físico -las fibras nerviosas que conectan los dos hemisferios del cerebro- que estaban enormemente sobredimensionados.

 Durante décadas, los neurocientíficos se han preguntado si esas y otras diferencias estructurales del cerebro permitieron a Einstein procesar la información de forma diferente a la del resto de nosotros. Sin embargo Hooper no lo menciona. En cambio, habla con la autora Hilary Mantel, quien tiene una habilidad innata -aprendida en la infancia, dice- para escribir narrativas históricas inmersivas.

 En un capítulo sobre el canto, estaba seguro de que Hooper exploraría los fascinantes misterios del canto con armónicos. Practicado en Mongolia, Tíbet, Kazajstán y otros lugares, los cantantes de armónicos pueden manipular la resonancia del aire en su garganta para cantar dos notas claramente diferentes a la vez. Pero en cambio, hace un perfil del cantante de ópera Matthew Rose.

A partir de numerosos estudios en gemelos, escribe Hooper, se ha demostrado que los rasgos genéticos tienen un profundo efecto en las habilidades musicales, determinando tanto cuánto practica un individuo como los efectos subsiguientes de la práctica.  En total, Hooper examina 11 rasgos humanos diferentes, que se organizan en tres partes: el pensamiento (incluyendo rasgos como la inteligencia, la memoria y el lenguaje); el rendimiento (la valentía, el canto o la carrera, por ejemplo); y el ser (que incluye la longevidad y la felicidad). No esperaría que un proyecto como éste fuera exhaustivo de ninguna manera. Sin embargo tiene algunas lagunas sustanciales en relación a la experiencia humana. ¿Por qué, por ejemplo, no hay un capítulo sobre el dolor, una parte de la vida fascinante y todavía poco comprendida para todos, excepto para las personas raras que congénitamente no pueden sentirlo? Esto, en particular, parece un descuido. A pesar de ello, Superhumano es un libro increíblemente ameno e interminablemente interesante. Quizás lo más importante es que es un libro inspirador. Claramente no soy un superhombre.

Comentarios

Entradas populares